jueves

El bajo deseo sexual

El bajo deseo sexual es muchas veces un síntoma de depresión, o puede deprimir a cualquiera cuando es un problema permanente. Pero lamentablemente muchos de los medicamentos antidepresivos no ayudan a mejorar este síntoma sino que, al contrario, tienen un efecto negativo en la libido. Ahora un nuevo estudio demuestra cómo el antidepresivo bupropion (Wellbutrin) puede ayudar a elevar el deseo sexual en algunas mujeres. ¡Entérate!
El bajo deseo sexual y la depresión pueden caer en un círculo vicioso difícil de romper. Cuando tienes depresión, tu libido disminuye, tienes problemas para excitarte y para tener un orgasmo. O, por otro lado, los problemas sexuales pueden provocarte frustración y problemas con tu pareja, aumentando así tu estrés y tu depresión.
Y el círculo no para ahí, pues algunos antidepresivos pueden aumentar el problema. Es decir, mientras te ayudan a salir de la depresión, podrían tener un efecto secundario al reducir aún más tu deseo sexual. Esto podría suceder con los Inhibidores Selectivos de la Recaptación de Serotonina, más conocidos como ISRS (Celexa, Lexapro, Luvox, Prozac, Paxil y Zoloft), y con los Tricíclicos (Sinequan, Anafranil, Adapin, Elavil, Norpramin, Tofranil, Aventyl, Pamelor, Vivactil).
Si estás sufriendo de bajo deseo sexual permanentemente, conocido por los médicos como trastorno sexual hipoactivo (HSDD son sus iniciales en inglés), y eso te está deprimiendo o estresando, te alegrará saber que un estudio reciente se comprobó que el antidepresivo bupropion de liberación lenta (Wellbutrin) podría ayudarte.
El estudio se realizó en Irán. 232 mujeres jóvenes (entre 20 y 40 años) con trastorno sexual hipoactivo fueron divididas en dos grupos, y mientras 116 tomaron bupropion durante 12 semanas, la otra mitad tomó únicamente un placebo (un compuesto que se veía igual pero no tenía medicina). Al final del estudio se pudo comprobar que las que habían tomado el antidepresivo tuvieron el doble de deseo sexual comparado con las que sólo habían tomado el placebo.
Al parecer este resultado se debe a que el bupropion funciona de diferente manera, y no actúa sobre la serotonina como los antidepresivos ISRS, sino sobre otras sustancias del sistema nervioso como la dopamina y la norepinefrina. Aunque los investigadores no aseguran que esa sea la causa exacta del aumento en el deseo sexual, y dejan abierto el campo para nuevas investigaciones que contesten esa pregunta.
Te estarás preguntando cómo hicieron los investigadores para medir el deseo sexual de las mujeres. Pues, aunque suene increíble, el deseo sexual se puede medir en una escala estandarizada de función sexual según la cual el nivel normal para una mujer que se encuentra en una relación estable y tiene una vida sexual satisfactoria, es de 33.6. Al comienzo del estudio la mujeres que participaron tenían el mismo nivel de deseo sexual, con una medida menor a 16. Y al final, las mujeres que habían tomado bupropion aumentaron su deseo sexual a 33.9, mientras que las mujeres que tomaron placebo sólo llegaron a 16.9.
¿Es el bupropion la respuesta a tu problema? Eso sólo lo puedes saber si consultas con tu médico o tu psiquiatra, él o ella ayudarán a analizar tu caso específico, y a encontrar la solución más adecuada para ti.
Por un lado, no debes olvidar que, como cualquier otro antidepresivo, el bupropion también podría tener efectos secundarios en algunas personas: dolor de cabeza y muscular, insomnio, náuseas y resequedad en la boca. Y por otro lado, las mujeres que participaron del estudio tenían HSDD pero no tenían depresión. Así que si crees que tu falta de deseo sexual se debe a un problema más profundo de depresión, es probable que necesites otro tipo de tratamiento.
Lo bueno es que hay opciones, y sólo necesitas encontrar cuál es la que más te conviene, siempre con la ayuda de tu médico. ¡Buena suerte!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada